Puntos suspensivos

¿Para qué sirven?

Sirven para interrumpir un enunciado o para omitir parte de un enunciado.

Interrupción de un enunciado

Caso 1

Reflejar una duda en forma de expresión.

Ejemplo

Tal vez... Quizás... Ya veremos...

Caso 2

Reflejar una expectación al lector.

Ejemplo

La Liga la ganó el... ¡Salamanca!

Omisión de un enunciado

Caso 1

Cuando una parte de un poema o una frase célebre es conocida se evita.

Ejemplo

«Antes muerta que...»

Caso 2

Para evitar detalles del enunciado que ya conoce el receptor.

Ejemplo

Se levanta, desayuna, trabaja, ..., ya sabes.

Caso 3

Para no escribir insultos o palabras que suenen mal.

Ejemplo

¡Se merece una...!

Caso 4

Cuando se enumeran una serie de elementos sin completar.

Ejemplo

En la relojería había de todo: relojes deportivos, analógicos ...